Noventa minutos.

Cuando Arthur le pide a Gina que le acompañe a una gala benéfica, ella no es capaz de negarse y no porque sea su jefe, si no porque también es un buen amigo. En la gala benéfica conoce a Jake, un amigo de Arthur al que no puede dejar de mirar en toda la noche.

Tras una más que interesante puja, en la que Jake logra conseguir un baile con Gina y Arthur un baile con Emily, deciden ir a tomar unas copas y, a pesar de algunos imprevistos, pasan la noche juntos.

Él no quiere una relación estable y se lo hace saber a Gina desde el principio. Ella tampoco quiere enamorarse, todavía recuerda todo lo que sufrió al enamorarse de Brad y teme que la historia se repita.

Sin embargo, su acuerdo de pasar juntos una única noche se va al traste cuando una amenaza del pasado regresa para acechar a Gina y Jake se convierte en su escolta. Pasar las veinticuatro horas del día juntos no les resultará fácil, por eso acuerdan una puesta al día de noventa minutos para coordinarse. Pero, cuando el peligro acecha, la familia interviene y la tensión sexual es cada vez más incontrolable, las cosas solo pueden acabar de una manera…

¿Quieres saber más sobre la historia de Jake y Gina? No te pierdas esta novela y síguela capítulo a capítulo:

Capítulo 1

Capítulo 2

Capítulo 3

Capítulo 4

Capítulo 5

Capítulo 6

Capítulo 7

Capítulo 8

Capítulo 9

Capítulo 10

Capítulo 11

Capítulo 12

Capítulo 13

Capítulo 14

Capítulo 15

Capítulo 16

Capítulo 17

Capítulo 18

Capítulo 19

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.